El 20 de Julio?

BANDERA.JPG

Cuando el 20 de julio de 1810 un grupo de ciudadanos, encabezado por los señores Morales, se presentaba a la casa de don José González Llorente a solicitar en préstamo un florero para agasajar al comisario Regio, don Antonio Villavicencio, muy lejos estaban de imaginar que el incidente que esta solicitud provocaría, sería el episodio que daría origen a la independencia de la nación.

Aquella casa del siglo XVII, en cuyos bajos funcionaba el almacén del señor González Llorente, quedó así marcada para la historia. En el año de 1960 con la celebración del sesquicentenario fue declarada Monumento Nacional.

Era el lugar ideal para instalar allí un museo que configurara un testimonio de la Independencia. La Casa del Florero o Casa Museo del 20 de Julio, a partir de ese año de 1960 abre sus puertas al público. Situada al costado noroccidental de la Plaza de Bolívar, vecina de la Catedral, con el Capitolio y la Alcaldía en su horizonte, la Casa del Museo es el más valioso vestigio, en pleno corazón de la ciudad, de la arquitectura de tradición hispano mudéjar, preservada hoy para guardar los tesoros patrios.

En la planta baja, dispuesto como núcleo y como emblema, está la exhibición del famoso florero de Llorente. En torno a este centro se van desplegando las diez salas, que enseñan, a través de los objetos coleccionados, diversos aspectos relacionados todos con la Independencia.

Si las más antiguas obras pertenecen a la Expedición Botánica, iniciada en 1783, es porque en aquella empresa se fue creando la conciencia de una nacionalidad que empujó a un grupo de patriotas a las guerras de Independencia. Este período histórico que recorre el movimiento independentista se prolongó hasta 1886 cuando Colombia adquiere su carácter republicano por medio de la Constitución de Núñez. Tomado de Ejercito.com